Ánima Toscana es una aventura que comenzó a materializarse por el ahora lejano año bisiesto (comenzado en martes) dos mil ocho, donde la pasión por la gastronomía italiana cobró vida entre paredes de piedra y una sutil iluminación que invitaba a disfrutar de los espacios bien distribuidos en lo que era la finca ubicada en Av. Carranza No. 920, muy cerca del centro de la ciudad… y de nuestro corazón.